domingo, 8 de noviembre de 2015

Carta de dimisión

Groenlandia
Sé que no obtuvimos el billete, 
no tiene sentido hablar de voluntad, 
pero no acepto su trayecto, ni quiero ya descarrilarlo,
que se detenga, me es impertérrito el donde, ese es mi domicilio,
un bosque abúlico, un desierto núbil, un solícito mar dulce o
una rocosa pluma.
Abandono su trayectoria, a paso firme y con inocente intención,
desvalijo mi aliento en el paso,
 y los fragmentos de mi pecho vuelan hacia la senda que dejamos atrás.

Continúen sin nosotros.

.-Dawn

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada