domingo, 30 de junio de 2013

Girls have rights too

P3070575


En Pakistán muchas niñas y adolescentes no pueden disfrutar de su derecho a ir a la escuela, ya que ese derecho lo tienen todos los niños y niñas del mundo, derecho a una educación digna. Y hasta pueden sufrir ataques por querer ir a la escuela. 
Lo sé, nos suena a chino, a mí también. ¿Cómo nos podemos imaginar nosotros eso? Yo de niña me hacía la enferma para no ir al colegio. ¿Cómo yo podría imaginarme eso? Pero ahora que ya no soy niña, sé el verdadero valor de la educación. La educación que esas niñas también merecen.

Un martes 9 de octubre del 2012. Malala Yusufzai, de tan sólo 15 años, y sus amigas Shazia Ramzan y Kainat Ahmed volvían de la escuela en Mingora, Pakistán. Allí está prohibido por el régimen talibán que las niñas vayan a la escuela. En su camino de vuelta, un miliciano del grupo insurgente Tehrik-i-Taliban Pakistan (TTP) abrió fuego contra ellas, alcanzando a Mandala en el cuello y el cráneo e hiriendo a sus dos amigas. Anteriormente, la familia de Malala ya había sufrido amenazas y el miliciano aseguró que volvería a intentar asesinarla. 

¿Cómo yo con 15 años que saltaba las vallas para escapar del instituto iba poder imaginar que me dispararían por ser mujer y a la vez querer estudiar? 
Curioso, esto me lo hubiesen dicho a mi de niña, y les hubiese dicho que es mentira. Que se lo inventan, que es del siglo pasado, que no puede ser, que es imposible... Y mil argumentos más antes de aceptarlo.
Y la verdad, que esa niña que niega eso, debería de tener razón, no hay peor violación que esa. Nadie tiene el derecho de decidir sobre la vida de otra persona. Y menos por el simple hecho de ser mujer. 

Igualdad, igualdad, igualdad, igualada, igualda, igualda, iguald, iguald, iguald, igual, igual, igual, igual, igua, igua, igua, igu, igu, igu, ig, ig, ig, ig, i, i... Nada.
Nada, en eso acaban siendo nuestras palabras. Sí, esas palabras con las que no llenamos la boca. ¿Sabéis qué? La igualdad no existe, la libertad no existe, la justicia tampoco. ¿Dónde están? Si existen ¿Porqué pasa esto? ¿Dónde están esas personas que salen en las pantallas de nuestros televisores hablando de Igualdad, libertad y justicia? ¿Dónde estaban aquellos grandes poderes y su inmaculada imagen? ¿Dónde estaban nuestros gobiernos en los que confiamos? ¿Dónde estaban todos mientras pasan estas desgracias? 

Me duele decir, que en los valores en los que más creo, los que hacen que la vida sea menos amarga, en  que muchos creyeron, y lucharon por ellos. Grandes luchas. No existen. Y tampoco lo existiran mientras existan casos como los de Malala.

Así que espero el día en que las palabras se vuelvan hechos, y esos valores dejen de ser una meta de una lucha que ya no existe. 

Retrato de Malala Yousufzai

-Dawn

lunes, 24 de junio de 2013

Engatusadora mujer.-Dawn

[...] Y esta fue mi primera amante, virgen entonces, a pesar de haber sido violada por quienes no pertenece, [...] pues es mía [...] pues me pertenece a mí. [...] Yo le hice el amor, entonces tú solamente abusaste. [...] Has pecado de lujuria, también yo. Gustosamente lo seguiré haciendo, pues es mía. [...] Y a ti te repudia sucio COLÓN.[...] apropiador, usurpador, expoliador que [...] Violador.

-Dawn